Juego simple para desarrollar la coordinación motora de los niños.

¿Qué bromas simples puedo enseñar a mis hijos?
No hay espacio para nombrarlos a todos, pero podemos hablar sobre algunos que juegan un papel en las habilidades motoras del niño.

– Producción de pan (ficticio): ¿Conoces esa famosa plastilina con la que todos hemos jugado? Por lo tanto, este material le da su propia textura para que los pequeños puedan arrugarse, rodar, tirar, pelar y crear lo que quieran. El trabajo realizado con los músculos de las manos es inmenso. El niño generalmente está tan distraído que ni siquiera nota el ejercicio que realiza;

– Rayuela: ¿Quién nunca jugó rayuela durante la infancia? Todos sabemos cómo la actividad nos da un mayor control de las piernas, aumentando el equilibrio y las habilidades psicomotoras generales;

– Captura: el juego clásico es una de las prácticas más beneficiosas para el cuerpo del niño. Los movimientos mismos ya hablan por sí mismos;

– Saltar la cuerda: ideal para trabajar la fuerza de las extremidades inferiores, importante para la locomoción;

– Huellas digitales: los títeres de dedo (para teatro, juegos de roles) son excelentes para la coordinación motora en sí, pero también juegan un papel muy interesante, ya que son responsables de asociar palabras con acciones coordinadas (donde los procesos del lenguaje se unen) procesamiento visual y movimiento de los dedos);

– Pintura gouache: la actividad es ideal para agarrar el pincel utilizado y, en consecuencia, para fortalecer las manos al pintar o colorear las imágenes;

– Collages: para el resultado final de esta tarea, el niño deberá rasgar, amasar y manipular el material; Impulsando el trabajo de tus manos.

Artículo publicado por NeuroSaber.

Você pode gostar...

Comente esta postagem

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *